Para el Vaticano, la solución en Venezuela son las elecciones

Para el Vaticano, la solución en Venezuela son las elecciones


Share
 

Para el Vaticano la solución para la crisis de Venezuela es una sola: elecciones. Lo afirmó
hoy, minutos antes de que comenzara en Fátima la misa solemne del Papa para la canonización de los pastorcitos, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede y número dos del papa Francisco.

“Ahí se necesita mucha buena voluntad de parte de todos, comenzando por el Gobierno (de Nicolás Maduro), que debe dar señales que quiere solucionar y tomar en cuenta el clamor del pueblo y buscar soluciones. Yo creo que las soluciones son las elecciones”, afirmó el cardenal Parolin, ante una pregunta de LA NACIÓN y el medio norteamericano Crux. En una pregunta, esta enviada le hizo notar que en la misa hay muchos fieles venezolanos pidiendo por la libertad en su país y exigiendo una intervención más fuerte de la Santa Sede en su defensa.

“Me parece que el Papa está llamando a todos a ser sensatos y a hacer todo lo posible para
buscar caminos de entendimiento y de solución a la crisis, éste es el llamado del Papa y esto se dirige a todos”, dijo Parolin, que fue durante años nuncio en Venezuela, hablando en perfecto español.

En la explanada del Santuario podían verse varias banderas de Venezuela, algunas con la leyenda “Virgen de Fátima, libertad te pido para Venezuela”. “Vine especialmente a Fátima para pedir por mi país, por las tantas personas que pasan hambre e injusticias, que sin armas luchan para que termine el chavismo, que es un cáncer”, dijo a LA NACIÓN Aioue Lugo, venezolana con gorro y equipo deportivo con los colores patrios, que pasó la noche en la explanada, soportando frío y humedad. “El sacrificio de una noche gélida lo hago por penitencia, por mi país, por la gente que sufre, que tiene hambre”, agregó la mujer, una peluquera de 44 años oriunda de Maracaibo, pero que vive en Holanda desde hace 13 años. “Me extraña como los demás países hacen la vista gorda de lo que está pasando en mi país y querría que el Papa se solidarizara con la gente de mi tierra oprimida”, también dijo.

A fines del año pasado el Vaticano intentó “facilitar” un diálogo entre el gobierno de Nicolás
Maduro y la oposición, que fracasó. Hace dos semanas, durante el Regina Coeli el Papa demostró su gran preocupación por Venezuela con un fuerte llamado a todas las partes “para que se eviten ulteriores formas de violencia, se respeten los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está agotando a la población”.

www.lanacion.com.ar

Comentarios

Deja un comentario