viciada


Cardenal Porras: “La Constituyente está viciada por todas partes”

Share
 

 “Una realidad ilegal, inmoral e ilegítima” Cuando la conducta humana no se guía por principios sólidos, compartidos y admitidos por la colectividad se entra en el campo de la delincuencia. Es decir, la única norma es el capricho producto de intereses que lesionan el bien común.

Cardenal Porras: "La Constituyente está viciada por todas partes"