Nilmary Boscan: ¡Libertad para los presos políticos!

Nilmary Boscan: ¡Libertad para los presos políticos!


Share
 

No podemos olvidar a los presos políticos que se encuentran en las cárceles venezolanas, detenidos de manera injusta y arbitraria, por representar un riesgo para el gobierno, por el simple hecho de pensar distinto.


Los presos políticos, no se encuentran privados de su libertad , por haber perpetrado hechos punibles, sino por expresar sus ideales de justicia y libertad, contrarios a un gobierno totalitario, constituyendo una flagrante violación a los derechos humanos, en especial el derecho a la vida, la libertad y el respeto a las ideas. Nadie puede ser perseguido por pensar diferente. Un gobierno que tenga presos políticos, esta incurso en delitos de lesa humanidad.

En este tipo de casos no hay justicia ni debido proceso, simplemente existe un “juez” que cumple ordenes del gobierno, porque no esta juzgando conforme a las leyes y los principios que rige el derecho, sencillamente esta acatando directrices, apartándose de las nobles funciones que le fueron conferidas en especial buscar la verdad y hacer justicia.

El preso político no tiene certeza alguna de su libertad y vive días amargos, tras las rejas, bajo la incertidumbre y la impotencia de no haber cometido delito alguno. Solo el hecho de imaginar estar bajo esa circunstancia tan inhumana, es desesperante. Adicionalmente el desgaste moral, físico y psicológico que sufren estas personas es enorme y los daños muchas veces irreversible.

Los familiares de los presos políticos, viven encarcelados en la tristeza y el miedo, no es fácil, dormir tranquilo pensando en la violencia que existe en las cárceles venezolanas, y que un familiar siendo inocente y ajeno a ser un criminal, se encuentre privado de libertad. Se les prohíbe las visitas, incluso a sus mismos defensores, para aislarlos, como si fuesen criminales de alta peligrosidad, mientras los verdaderos delincuentes cobran victimas a diario en las calles.

Los venezolanos, debemos recordar todos los días a esos hombres y mujeres que son presos políticos, que han perdido su libertad por pensar en un mejor país, por luchar sin descanso para recuperar la democracia que nos han arrebatado. Tenemos que ser solidarios con sus familiares que sufren por su ser querido, apoyándoles y abogando ante cualquier instancia nacional o internacional por la libertad de los presos políticos.

Debemos mantener la fe, aunque la batalla sea fuerte, tenemos la victoria asegurada, porque Dios esta de nuestro lado y su justicia divina alcanzara a todo aquel que valiéndose del poder ha hecho mal a personas inocentes.

La libertad de los presos políticos en Venezuela seria un acto de verdadera Justicia, aquella que es ciega y no obedece a imposiciones o directrices. Tendremos la alegría de ver a todos los presos políticos libres, reencontrándose con sus seres queridos. Fé y fortaleza Venezuela, el tiempo de Dios es perfecto. ¡Abajo cadenas!

Nilmary Boscan Maldonado
Abogada

Comentarios

Deja un comentario