Nilmary Boscán: El buen ejemplo es contagioso

Nilmary Boscán: El buen ejemplo es contagioso 1


Share
 

“Según la página web DEFINICIÓN.DE, El término ejemplo deriva del latín exemplum y hace referencia a un hecho o conducta que se toma como modelo a seguir o bien para ser evitado, de acuerdo a su perfil positivo o negativo. En el caso de ser una circunstancia o actuación digna de imitar, la aplicación de la palabra podría darse en una oración del estilo “es un ejemplo de padre”, lo que supone que la persona tomada como ejemplo es un gran padre y debería ser imitada. En cambio, el aspecto perjudicial de un ejemplo podría originar frases como “te conviene no seguir su ejemplo”, expresada para que alguien tome conciencia de lo perjudicial que pueden resultar ciertas conductas o actitudes”.

Tenemos el poder de influir positivamente, mediante conductas que atraigan la atención de otros, con un solo propósito, hacer el bien y reflejarnos en los demás, mediante nuestros hechos. No hay duda que ese buen ejemplo, generará cierta reflexión y será repetido por otros, porque el buen ejemplo es contagioso.

“Los hechos hablan más que las palabras” frase muy acertada y más aún, si no coinciden el uno con el otro, por ejemplo: Un Padre de familia quiere enseñarle a sus hijos que sean ordenados en casa y le da largos discursos sobre el tema, pero cuando sale a la calle baja el vidrio de su automóvil y bota basura. En este caso hay incoherencia entre lo que profesa en casa y lo que hace. El ejemplo que le esta dando a sus hijos no es el correcto.

Cuantas veces observamos personas de la tercera edad, embarazadas y discapacitadas paradas en un sitio, donde hay muchas sillas ocupadas, por otros, que en ese momento no la necesitan, insensibles a mirar a su alrededor para ofrecer su asiento, a quienes de verdad lo requieran. Seguramente, si alguien cede su puesto, muchos de los que están en ese sito, harán lo mismo. Tenemos que ser entes de cambios positivos y humanos, motivando al entorno a “copiar” lo bueno.

Muchos valores se han perdido en el mundo y uno de ellos es la solidaridad, nos hemos convertidos en seres indolentes, para prestar una mano amiga a quien lo necesite, no importa si esa persona que ayudas te agradece o no, si alguien pide es porque necesita y se encuentra en una situación difícil. En la calle, hay tantos niños pidiendo, ancianos con hambre, sin comida ni hogar. Quizás hay momentos en los que no podamos ayudar con dinero, pero hay otras maneras, si tienes ropa en buen estado puedes donarla, si tienes comida extra, puedes regalarla a quien tenga hambre, la satisfacción de poder ayudar a otro es sencillamente indescriptible y ese ejemplo será fuente de motivación para que otros lo hagan.

Los buenos modales, son otro tipo de conducta positiva, que se han perdido, la importancia de saludar con entusiasmo, dar las gracias, decir por favor, disculpe, permiso. Estas poderosas frases son casi inexistentes.

Podemos influir positivamente sobre los demás (familia, hijos, amigos, sociedad) el ejemplo es una conducta tan influyente que jamás podemos subestimarla ya que su efecto en los demás es inmediato.

Autor: Abg. Nilmary Boscán Maldonado
FACEBOOK: ABOG NILMARY BOSCAN
TWITTER: @NILMARYKRIS
GOOGLE: nilmarykris@gmal.com

Comentarios


Deja un comentario

Una idea sobre “Nilmary Boscán: El buen ejemplo es contagioso