José Guerra: La crisis del dólar

José Guerra: La crisis del dólar


Share
 

Durante las últimas tres semanas se ha vivido el colapso del bolívar. Éste se ha depreciado significativamente respecto del dólar en el mercado paralelo. En quince días el bolívar ha perdido más de 30,0% de su valor respecto al dólar. Es importante mencionar que aproximadamente, entre 15% y 20% de las importaciones totales de Venezuela se realizan a la tasa de cambio del mercado paralelo. Estamos hablando de textiles y calzados, electrodomésticos, repuestos automotrices, cauchos, tinta, papel, cartón, licores, teléfonos celulares y sus repuestos, entre otros muchos bienes. También es bueno recordar que el gobierno autorizó la importación de harina de maíz, azúcar, leche, arroz y aceite con ese tipo de cambio. Por tanto, es evidente que con un dólar mucho más caro, lo precios de los bienes anteriormente señalados van a experimentar un alza importante en diciembre y durante 2017, con lo cual Venezuela se coloca a las puertas de una hiperinflación.

El alza del dólar o equivalentemente la caída del bolívar se explica porque los venezolanos, tratando de escapar de una inflación superior al 500,0%, optaron por proteger sus ahorros comprando bienes y dólares. Eso suele suceder en las economías donde la gente no confía en su moneda porque ésta es objeto de devaluaciones sucesivas, tal como ha sucedido con el bolívar. Más recientemente, el BCV ha inundado a la economía de dinero que no es retenido por la gente y al ser gastado inmediatamente, en anticipación a la inflación, se crea una presión sobre la moneda. La página Dólar Today ciertamente es una aberración pero ella es el resultado de la falta de un mercado cambiario organizado desde del BCV para regular el tipo de cambio. Al no haber una referencia nacional para fijar el precio del dólar, el mercado se mudó para Cúcuta. Ha sido criminal contra el bolívar la inacción del gobierno y del BCV para contener la depreciación de nuestro signo monetario, hoy destruido.

La solución al problema consiste en organizar un mercado cambiario legal, totalmente libre donde se pueda vender y comprar dólares. Con ello esas páginas que anuncian el precio del dólar dejarían de tener sentido porque la cotización sería visible y todos tendrán acceso a las divisas. Para ello hay que tomar otras decisiones para que el bolívar se recupere. Entre ellas, detener la creación de dinero de la nada que hace el BCV cuando financia a Pdvsa, permitir que las empresas petroleras vendan dólares en el nuevo mercado cambiario para así alimentar la oferta, lo mismo sucedería con los exportadores de productos no petroleros y las remesas familiares. Ello crearía una oferta importante para estabilizar la tasa de cambio. Finalmente, el gobierno debería anunciar un nuevo gabinete económico conformado por personas competentes en asuntos financieros y lo más importante, despedir al modelo socialista para dar paso a una economía de mercado moderna. Mientras esto no se haga, el bolívar seguirá perdiendo valor.

www.finanzasdigital.com
José Guerra
@JoseAGuerra

Comentarios

Deja un comentario